couple-fuck-mar

Cuando viene el deseo, es imposible reprimirse. Pero aún lo tenemos peor si estamos con nuestra pareja, que no siempre coinciden en los horarios de deseo sexual u otras circunstancias.

No es el caso de esta pareja. Comienzan a hacerlo con mucho deseo y la temperatura sube rápidamente. Mientras el chico le mete el dedo, ella hace movimientos con su pelvis para simular la penetración. La chica no aguanta más, le chupa la polla a su novio un poco para que lubrique y después comienza a follárselo salvajemente.

Toda esta obra de deseo acaba con una mamada, en la cual ambos se quedan sumamente agotados, llenos de amor y gozosos de placer.